Experimentando con Software: Quoll Writer

No sé si salta a la vista o es un secreto accidental, pero el hecho es que me encanta probar programas de escritura. Y organizadores, supongo. No soy una crítica de software de oficina, pero puedo hablar un poco sobre las pequeñas herramientas que voy encontrando por ahí.

Por ejemplo, está Quoll Writer, algo con lo que estuve experimentando hace poco - o mucho, según se vea- y tome algunas notas sobre la experiencia. Finalmente las he puesto en orden para publicarlas aquí. 

Así se ve -por ahora- mi primer experimento en Quoll Writer


Les diría como di con esta aplicación, pero no consigo recordarlo. Así que la historia es esta:

Un día, limpiando mi carpeta de descargas, encuentro el instalador. Vagamente recuerdo lo que es, y como soy una imprudente, descuidada y sin juicio, lo instalo a pesar de que no me acuerdo quien me lo recomendó (es la última vez que hago algo así, de verdad). Por suerte, no pasa nada raro (que yo sepa).

La instalación es sencilla y pronto se abre un diálogo para explicarme como usar las funciones nuevas. (¿esto está pensado para usuarios que vuelven después de la actualización?). Es un asistente conciso, me gusta. Pruebo la opción de importar un documento .doc. El resultado no es lo que esperaba: simplemente crea un nuevo proyecto con un capítulo único que contiene todo el texto del archivo. Claro, mi documento sólo tiene texto, así que no sé que ocurriría con otros contenidos.
Vuelvo al asistente, pero ya no pruebo las herramientas que me presenta sólo termino de leer y me ocupo de mi historia. Empiezo a crear capítulos y escenas para organizar el texto importado y por el momento ignoro todas esas características prometedoras (Warm up, un tablero de ideas, stats… la lista de elementos incluye lugar para personajes y ambientación…).
Me distraen las pestañas que están aquí al lado. Me distrae la posibilidad de configurar todo... sé que me seguirá distrayendo mientras no sepa que hacen, y no quiero que la configuración me dé problemas después, así que voy a eso. No es tan complicado, no se siente como si hubiera un millón de cosas que configurar pero tampoco es inflexible.
Después de ver todas las opciones ni siquiera me acuerdo que cambié y que deje igual. Aunque si sé que:
activé el sonido de máquina de escribir. Esto puede parecer una insignificancia, pero me encanta. Me ayuda a escribir.
quité los “pop-up” de dónde pude, de modo que lo más posible se “abra en su propia pestaña”.
cambié el nombre con que aparecen algunos elementos (capítulos, personajes, lugares) pero se miraba horrible porque tengo la aplicación en inglés.

Vuelvo a la organización de mi historia. Empiezo a tener problemas con las escenas. Parece que hay una idea interesante aquí, como si pudieras mantener escenas ocultas... pero no lo entiendo, o tiene un error. Decido que trabajaré sin escenas y empiezo a borrar aquí y allá para volver al inicio.

Entonces, veo esto:


¿Alguien nota algo raro en esta solicitud de confirmación?

Si alguna vez han presionado intro dos veces consecutivas antes de notar que tenían seleccionado el botón "eliminar"; si de cualquier forma han acabado tirándose del cabello y buscando respaldos en dónde sea para rescatar lo más posible de un archivo o sección que borraron por accidente, seguro entienden mi entusiasmo por esta demanda extra: No basta con un clic nacido de la distracción, tienes que escribir conscientemente una palabra. Por el momento, sólo me parece curioso (estaba borrando un capítulo en blanco), pero creo que me será muy útil para evitar borrados accidentales. Sin embargo, pronto descubro que no funciona igual para otros elementos.

Finalmente, admito que necesito describir a los personajes. Siempre llego a ese punto. Espero que no haya demasiado que llenar en las plantillas de Quoll, porque en esta ocasión quiero ser breve.

Para mi sorpresa, no hay una ficha específica para llenar en el caso de los personajes o lugares. Solamente los datos generales y luego el espacio para que uno organice la descripción a su gusto. Me recuerda cuando usaba un archivito de texto plano para anotar listas de características como se me iban ocurriendo. Hoy, es justo lo que necesito.

Tiene las opciones de formato estrictamente necesarias, y una opción de pantalla completa para poder escribir sin distracciones. Al parecer hay mas de una forma de usar esa opción en combinación con los archivos de personajes, ideas y lugares. Ya veré eso más adelante.
Hay muchas opciones que tendré que revisar más adelante. Por ejemplo, están los “logros” que se irán presentando a medida que utilice el programa. Básicamente, es un registro de la ejecución de algunas tareas sencillas, tanto del uso del programa, como de la escritura en general o el desarrollo de cada proyecto. Supongo que sirve para la motivación.
Por otro lado, está el sistema de stats y metas, para monitorear la escritura diaria, la distribución de palabras en los capítulos de un proyecto... incluso utiliza una formula para determinar que tan legible es el texto... por supuesto que está configurado para inglés, y no conozco la regla que equivale a "Flesch-Kincaid" y "Gunning Fog" en español, así que de momento, no tocar.

En realidad, creo que he probado la mayor parte de lo que podía verse así, de buenas a primeras, pero hay una última cosa que quiero probar, y que implica dejar el proyecto actual.
Lo que hasta ahora he visto bajo el nombre de sprint, aquí aparece como Warm-up. Te proporciona una cita de libro (con su fuente bien especificada) para inspirarte y eliges una meta en tiempo, palabras o “la que se alcance primero” de ambas. Luego, te pones a escribir. Si te gusta el resultado, puedes convertirla en un “proyecto”, o simplemente guardarlo en el proyecto de Warm-ups. La verdad es que me entusiasmó mucho, pero es un poco inflexible con el tiempo. Por otro lado, uno puede cambiar la cita por cualquier otro tema del que uno quiera escribir en ese pequeño desafío. Ya le daré un buen uso… Por ahora, volveré a mi historia sin nombre y más tarde escribiré sobre Quoll.

Llegó más tarde, escribí ese “relato de viaje” y… ¡vaya, que entrada tan extensa!
Gracias a los que llegaron hasta aquí, por compartir la aventura conmigo. La próxima vez intentaré ser más concisa.
¿Que hay de ustedes? ¿Tienen su propia experiencia con Quoll o con otra aplicación? ¿Cuál es su herramienta de escritura favorita? ¡Cuenten, cuenten!



Links relacionados:



¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

 

Seguidores

Diario Poético Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger